Urban Beat Contenidos

carabinero de la santa

El carabinero de La Santa, el delicioso descubrimiento que cruza el mundo.

El carabinero de La Santa es grande, vistoso, delicado y dulce. También es un gran descubrimiento; el mayor de los que se me han venido a la boca en los últimos tiempos. Lo encuentro en el menú de Taste 1973, el restaurante que dirige el argentino Diego Schattenhofer en Playa de las Américas, al sur de la isla de Tenerife, y me deja excitado por la sorpresa; sonriendo y con la vista enganchada al plato.
carabinero de la santa

El carabinero de la Santa.

Me fascina el dulzor de su carne, tersa y al mismo tiempo dócil. Es el carabinero de la Santa. A menudo exultante, en algunos casos domesticada, como si el alimento, la corriente o la época del año influyeran en ella. Parece lógico pensar así, pero se pesca desde hace tan poco tiempo que lo rodean pocas certezas. No importan tanto cuando se desbordan emociones parecidas a las que reventaron con el primer picoroco o el primer piure que probé en Chile, o con el primer erizo peruano. El mundo está salpicado de joyas culinarias que lo son, precisamente, porque pocos las han comido hasta ahora; la lejanía o la semi clandestinidad ayudan a resistir la voracidad del mercado del lujo.

Por Ignacio Medina. Fuente: Siete Caníbales. Dedicado al carabinero de la Santa.

carbinero de la santa

Breve inciso para los lectores latinoamericanos, el carabinero (Aristaeopsis edwardsiana) es un crustáceo decápodo de buen tamaño, con una morfología cercana a la de un langostino, pero considerablemente más grande, que exhibe un exultante y llamativo color rojo, con algunos tintes morados. Su pesquería es abundante en el Mediterráneo y algunas zonas del Atlántico europeo y africano.

Hablo con Miguel Ángel Rodríguez, patrón pesquero lanzaroteño y me cuenta que fueron los pescadores que faenan en aguas de La Santa quienes idearon el sistema de pesca: nasas de dos por dos metros, que se dejan colgando uno o dos días a profundidades que pueden llegar a rondar los ochocientos metros. Algunos hablan de mil cuando necesitan multiplicar la épica. En estas aguas apenas hay plataforma continental y no hay lugar para la pesca de arrastre; lo más frecuente es que las cosas se manejan con caña para la pesca y con nasa para los crustáceos.

Impresiona del carabinero de la Santa más cuando ves el tamaño; en un kilo suelen entrar entre cinco y ocho animales. A veces son tan grandes que puedes juntar el kilo con apenas tres piezas. Cuenta Miguel Ángel que el tamaño se puede deber, más que a otra cosa, a que nunca se ha pescado y el sistema de pesca es bastante selectivo. Es una pesquería con capturas diarias realmente bajas; se dice que las raramente superan los 30 kilos diarios. Por ahora, el fervor desatado ha derivado en precios exorbitantes antes que en la sobre explotación del caladero. Podría llegar a ser un argumento para ayudar a voltear la dinámica del sector pesquero insular. Si el pescador no puede vivir con dignidad de su trabajo ¿para qué salir al mar y arriesgar la vida?

Sobre todo, sobrecoge el abismo que lo separa de su compadre mediterráneo, tan agreste, tan agresivo, tan excesivo en su franqueza que hasta hace muy poco era despreciado en los mercados del litoral levantino. Para los madrileños, decían. Estaba de acuerdo con ellos; en la cocina de este madrileño las cabezas servían para dar color a sopas de pescado y las colas se disimulaban en los guisos. Historias del abuelo cebolleta: he visto como se vendían en el Mercado Central de Valencia a la mitad de precio y el doble de frescor del que exhibían en Madrid. Ya no sucede. Los nuevos consumidores del lujo trajeron otras formas de entender la comida, y hoy se venden a precios tan estratosféricos como incomprensibles. Prospera un mercado que convierte la vulgaridad en referente culinario.

Me sirven el primero en Taste 1973, el restaurante de referencia del Hotel Villa Cortés, al sur de la Isla de Tenerife. Estoy a más de 400 kilómetros de su lugar de pesca, que vienen a ser como 215 o 220 millas náuticas, y esa, con agua de por medio, es mucha distancia. Todo viene a ser relativo cuando se trata del océano, y sigue siendo cocina de proximidad, aunque habrá tiempo y oportunidades para encontrarlo más cerca de su casa. Carlos Schattenhofer ha cocinado un arroz, adornado con la carne de la cola troceada, y ha servido media cabeza, cortada transversalmente en dos, con el jugo dentro del caparazón. Me concentro en él y encuentro la llamativa delicadeza de un sabor elegante y amable, y sigo con la carne, dócil, delicada y dulzona. Una joya que me deja pensando, hasta que vuelvo a dar con ella tres días después.

Sucede en Sebe, el restaurante de Santiago Benítez y Begoña Ratón en Costa Teguise. De allí a La Santa, justo al otro lado de la Isla, no hay más de treinta kilómetros: la despensa de la inmediatez. Me llega cocida, es posible que al vapor, coronando un arroz en paella. Es grande como un novillo cuatreño y llega recién hecho, abierto al centro de punta a punta. El corte muestra la blancura de la carne y cuando me pongo a la tarea de retirarla del interior del caparazón, deja escapar una ola de jugos que baña una parte del arroz y casi lo convierte en un guiso de cuchara. Es increíble.

Habrá una tercera y una cuarta, hasta una quinta -un absoluto ejercicio de gula- en la terraza del Lounge Beach en Puerto del Carmen, la noche previa a la inauguración de Worldcanic. Son los más grandes que he visto. La cola troceada cabe en la cabeza del bicho, en la que se sirve bañada en sus jugos.

En La Santa también pescan el camarón soldado (Plesionika edwardsii), que llaman gamba de La Santa. Es un producto relativamente reciente y como el carabinero se pesca con nasas, aunque de diferente formato, que se manejan a profundidades que llegan hasta los 600 metros. Pueden encontrarse mucho más cerca de la superficie, a cien o ciento cincuenta metros, aprovechando la breve plataforma continental de la isla. El camarón soldado vive en enjambres cerca del fondo y atiende al reclamo de un trozo de carne de pollo, colocado en la nasa a modo de cebo. Dicen que el sistema lo ideó la lanzaroteña familia Olivero y se calcula que la pesquería proporciona unos 1500 kilos al año.

Hay muchas más joyas en estas aguas que merecen ser recorridas con detenimiento, pieza a pieza. Para empezar, una amplísima gama de túnidos -es como si todas las especies transitaran por estas aguas-, junto a viejos conocidos como la vieja -muy bien frita la de La Bodega de Santiago, en Yaiza; un comedor que me pareció imprescindible-, el cherne, el bocinegro, el congrio… Luego están la morena y el calamar sahariano, grande, carnoso y terso, que luce rebozado y frito, pero me gustaría encontrar guisado o confitado en aceite, como hacen en Almería.

No entiendo bien qué han hecho con la morena. Con especies como esta, la distancia no es el olvido. La recordaba frita, cortada en trozos de dos o tres dedos de largo, explotando la impresionante naturaleza de la piel y la gelatina instalada entre ella y la carne. El reencuentro, primero en Las Palmas y luego en Lanzarote, la muestra reconvertida en una montaña de chips de pescado frito: obleas marinas -creo que congelan la pieza para laminarla con una cortadora de fiambres- finas y crujientes. El formato es atractivo para un aperitivo, en lugar de las aceitunas o las papas fritas, pero no me parece que vaya más allá de eso. Pierdo el sabor y la textura de la carne y el contraste crujiente y sabroso de la piel, que recordaba mostrándose por capas. Me la sirven dos veces en tres días y la historia se repite: lo único que provoca es nostalgia.

carabinero de la santa

Compartir:

Facebook
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Urban Beat
¡Descarga ahora el último nùmero de nuestra revista!
carabinero de la santa
malpica bar

MALPICA BAR, LOS SABORES DE MALASAÑA EN UN ESPACIO GASTRONÓMICO Y AFTERWORKS

Malpica Bar, es, sin duda uno de los lugares clave de esa Malasaña bohemia y auténtica, que brinda colorismo y estilo en su gastronomía, ambiente variopinto y lúcida decoración. Protagonista de muchos de nuestros reportajes y demasiadas veces bautizada como nuestra segunda casa, Malpica Bar es el restaurante, bar, taberna y afterworks que nunca querremos evitar.

JAVIER MARTIN RESTAURANTE

JAVIER MARTÍN RESTAURANTE, COCINA DE VANGUARDIA EN EXTREMADURA

Javier Martín Restaurante no es solo un lugar donde ir a comer, sino también una propuesta gastronómica que conjuga a la perfección la cocina más tradicional con la vanguardia. Ubicado en Cáceres este espacio gastronómico está regentado por Javier Martín, un reconocido y mediático chef que ha recibido entre otros muchos reconocimientos Guía Michelín, Guía Repsol o Maestros del Menú, otorgado por la Sociedad Europea de Fomento Social y Cultural.

el ancla del lago

EL ANCLA DEL LAGO: EL MEJOR CHIRINGUITO DE PLAYA DE LA CASA DE CAMPO

Llegamos a la Casa de Campo. Nos dirigimos a El Ancla del Lago. El restaurante que hoy os descubrimos especializado en mariscos y pescados, carnes y concina tradicional. Hace años que no volvía a ese lugar lleno de restaurantes frente al lago que es deudor del nombre que hereda su parada de Metro, y el signo por el que la mayoría de madrileños y madrileñas y amantes de la ciudad conocen al referirse a este mágico enclave.

bocanegra

BOCANEGRA: REABRE LA TERRAZA DE MODA DE MADRID CON NUEVOS AIRES MEDITERRÁNEOS

Bocanegra es, sin duda, la terraza de moda de Madrid. Irresistiblemente chic y con una ubicación privilegiada, en Bocanegra confluyen las mejores historias y el ambiente más variopinto de la ciudad. La terraza inaugurada esta primavera cuenta con un espacio para poder disfrutar de una buena gastronomía, coctelería, copas y sol en pleno centro de Madrid

También te puede interesar

dulkamara bamboo

DULKAMARA BAMBOO: 3 PASOS PARA CUIDAR TU PIEL ESTE INVIERNO

Dulkamara Bamboo nos presenta en este artículo un conjunto de útiles consejos para cuidar nuestra piel este iniverno con su nueva colección de productos.
Lucir una piel radiante con aspecto rejuvenecido este invierno es posible ahora gracias a la firma de biocosmética dulkamara bamboo.

tren maglev

CHINA LIDER EN MOVILIDAD CON EL TREN MAGLEV DE LEVITACION MAGNETICA

La Corporación de Industria y Ciencia Aeroespacial de China, (CASIC), acaba de anunciar que su nuevo tren de levitación magnética Maglev se elevó a más de 387 millas (623 km/h) durante las pruebas. Se trata de la velocidad más rápida jamás alcanzada por un vehículo maglev superconductor, según la empresa estatal.

Scroll al inicio

¡Entérate de todo lo que hacemos

Regístrate en nuestro boletín semanal para recibir todas nuestras noticias