Urban Beat Contenidos

A propósito de Afganistán.

Mujeres en las calles de Afganistán.
Más allá de las imágenes de minifaldas que se han compartido masivamente en las RRSS del Afganistán de los 70, hay que detenerse en la cuestión de fondo: la imposición (y no la libre elección) para las mujeres no blancas de vestirse o desvestirse está ligada históricamente a la empresa colonial.
Afganistán.

A propósito de Afganistan. Por Natalia Andújar Chevallier.

  • Imagen 1.

Las administraciones coloniales apoyaron los esfuerzos de los misioneros para ocultar los cuerpos de los isleños del Pacífico, escandalizados por su desnudez. Así, la cuestión de la vestimenta se abordó en el Code de l’Indigénat (Código de los indígenas), un sistema ultrarepresivo que sometía a las poblaciones colonizadas a restricciones específicas y penas especiales. Los nativos no solo no podían salir de su aldea sin un permiso de viaje, y debían realizar sus quehaceres de forma gratuita y abstenerse de hacer uso de la ironía con los representantes del poder colonial, so pena de terminar en prisión, sino que también en Nueva Caledonia, desde 1887, tenían que vestirse en todas partes, excepto en las casas particulares y las reservas donde estaban marginados. Aquí aparecen niñas de Tahití con el llamado «vestido de misión».

Afganistán.
  • Imagen 2.

“¿Pero no sois bonitas? ¡Quitaos el velo!” Póster colonial alentando a las mujeres musulmanas argelinas a desvelarse (1958). El 13 de mayo de 1958 unas musulmanas subieron a una tarima en la plaza del gobierno de Argel para quemar sus hiyab. El objetivo de esa escenificación (organizada por militares franceses y sus mujeres) era que las musulmanas se alinearan con los colonizadores. Se quería transmitir la idea de que el hiyab suponía un peso por ser una parte visible de la tradición y que para liberarse debían quitárselo.

Afganistán.
  • Imagen 3.

Esta imagen hay que entenderla dentro del contexto de la ley de 2004 que prohíbe los signos religiosos ostensibles en la escuela en Francia. Con un celo rayano en lo obsesivo, algunos centros educativos presionan a las estudiantes musulmanas para que usen un largo de falda permitido.

Afganistán.

Por Natalia Andújar Chevallier.

https://nataliaandujar.wordpress.com/

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Revista urban beat portada 0
¡Descarga ahora el último nùmero de nuestra revista!
Farid Bentria Ramos

Las buenas voluntades, los malos enfoques. Por Farid Bentria Ramos.

A menudo cometemos el error de acercarnos a otras realidades sin tener en cuenta que son tan válidas y respetables como la nuestra. Pasa incluso cuando queremos realmente ser solidarios, tener empatía, ser mejores. El humanismo real no se ejerce desde un diálogo que no sea horizontal, de tú a tú, sin paternalismos identitarios ni prevalencias culturales.

También te puede interesar

ê Silvia Zayas

«ê», la exposición en Matadero Madrid de Silvia Zayas.

Matadero Madrid, centro de creación contemporánea del Área de Cultura, Turismo y Deporte del Ayuntamiento de Madrid, presenta la exposición ê, de Silvia Zayas, dentro del programa Profundidad de campo, dedicado a la muestra y estudio de las prácticas audiovisuales.

Ir arriba

¡Entérate de todo lo que hacemos

Regístrate en nuestro boletín semanal para recibir todas nuestras noticias