Urban Beat Contenidos

Fiyi. Viajes sin retorno.

Es imposible recorrer por completo Fiyi, país compuesto por más de trescientas treinta islas, incluso en una vida entera. La solución nos vendrá dada explorando a fondo una sola ínsula que represente todo lo que imaginamos acerca de este estado del Pacífico Sur. Asesorado por nativos, José eligió Taveuni: «la isla jardín». Y no se equivocó.

Por José  M. Diéguez Millán.

Al aproximarnos a Taveuni en barco, el verde va superando a los tonos índigo del océano. No puede caber una sola planta más en sus más de cuatrocientos kilómetros cuadrados. Caminar por la isla es pisar césped continuamente. Típicas casitas fiyianas salpican este reino insular de la vegetación y añaden otros llamativos colores: amarillo, violeta, anaranjado… Además, millones de flores, aves y mariposas hacen que no falte una sola tonalidad en semejante remanso de armonía. Los nativos, ataviados con ropa tradicional en la que predomina el rojo, añaden color y alegría al lugar con su eterna sonrisa y su saludo: Bula! (¡Hola!).

 El origen volcánico del territorio hace que el color negro también esté presente, creando grandes contrastes entre el suelo de los caminos y la hierba que los rodea. El cielo es blanco y azul a partes iguales, pues siempre hay nubes dispersas que nos ciegan al mirarlas como si fueran nieve.

 Exploramos el litoral. Arenas de nuevo blancas, aguas cuyo azul se confunde con el del cielo… y continúa el verde, luchando por ganarle terreno a la playa. También hay otra costa rocosa negra al sur de la isla. En esta, tierra y mar pelearon durante las erupciones volcánicas y originaron acantilados contra los que baten las olas provocando que salga agua disparada a gran presión entre las grietas de lo que fuera lava.

Nos alojamos en una casa familiar situada entre dos ríos. Dispone de ducha las veinticuatro horas del día bajo un tubo del que cae agua, directamente traída del arroyo, sin parar. Está fresca, pero no fría. Nos deleita la comida fiyiana a base de ñame, coco, pescado… También bebemos kava; brebaje que se consigue diluyendo la raíz triturada de una planta. Provoca un efecto relajante y sequedad de boca, en mi experiencia. Pero lo más auténtico de tomar kava es la ceremonia en sí: sentados en círculo alrededor de un enorme bol, ingerimos de un trago media cáscara de coco llena de esta infusión solamente si el dirigente del ritual nos la ofrece. La aceptamos aplaudiendo dos veces y, tras devolverla vacía, damos otras tres palmadas.

Vamos a hacer senderismo. Llegamos a una cascada con un lago a sus pies y nadamos. Volvemos a caminar. Otra catarata: otro baño. Seguimos trepando y un tercer salto de agua nos recibe. Hay más torrentes por toda la isla. Uno de ellos ha pulido un larguísimo tobogán sobre la roca por el que nos deslizamos a velocidades de vértigo.

Como curiosidad, el meridiano 180 pasa por el centro de esta ínsula aunque, oficialmente, la línea que separa un día de otro se trazó más al este por acuerdo internacional.

Si en la superficie nos ha sorprendido el colorido de Taveuni, no va a ser menos bajo sus aguas. A un kilómetro de la costa está el Rainbow Reef (Arrecife Arcoíris), mundialmente famoso. Pedimos a un pescador que nos acerque allí en su barca pagándole poco más que el combustible. Tras sumergir la cabeza, no podemos creer que lo que vemos sea real: corales enormes de formas poco comunes (incluso de cucurucho), peces con igual diversidad en tamaño, especies y colorido… ¿Estamos en otro planeta?

 Abandonamos Taveuni en una pequeña avioneta. Nos pesan previamente al embarque para distribuir la carga de forma equilibrada. Mientras contemplamos los arrecifes a través de la ventanilla, pensamos que realmente hemos disfrutado de todas las maravillas que Fiyi ofrece.

José M. Diéguez Millán es autor del libro «ESTE»

Facebook: José Diéguez Millán

Instagram: @josedieguezmillan

Compartir:

Facebook
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Urban Beat
¡Descarga ahora el último nùmero de nuestra revista!
railbookers

RAILBOOKERS TE PROPONE LA VUELTA AL MUNDO EN 80 DIAS EN TREN DE LUJO

Si Julio Verne hubiera nacido en este siglo, sin duda este hubiera sido el viaje del señor (Fogg). Para aquellos que les guste el encanto de viajar en tren, Railbookers ofrece una experiencia fascinante creando un itinerario de 80 días en los que los llevará a recorrer 4 continentes, 13 países y más de 20 ciudades, todo ello en un contexto de lujo con una exquisita selección de trenes, disfrutando de maravillas naturales, experiencias culturales y expediciones majestuosas.

bolivia

INESPERADA OBSESIÓN HISTÓRICO-LITERARIA EN BOLIVIA

Los paisajes bolivianos poseen un aire mágico que casi obliga al viajero a detenerse y pensar acerca del pasado, de los hechos históricos ocurridos en estas tierras. Desaparecidos virreyes, personajes incas, mineros o chamanes parecen querer hablarnos desde cada rincón para contarnos su propia vida.

islas de italia

7 islas de Italia para revivir la Dolce Vita

Os presentamos las 7 islas de Italia con más encanto y en las que podremos impregnarnos del espíritu y la esencia de uno de los países más bellos y evocadores del planeta. Elba, Ischia, Capri, Procida, Ponza, Ventotene y Lapari son esas 7 de islas de Italia donde revivir la dolce vita. Islas para transitar un viaje tranquilo, elegante, irresistiblemente chic, y en el que predomina el turismo nacional y una exquisita escena gastronómica.

alicante pueblos con encanto

12 pueblos con encanto en Alicante

En su costa y en su interior, Alicante rezuma encanto. Pueblos que destilan el perfume del Mediterráneo más mestizo y andalusí cruzando el tiempo. Urban Beat te propone hoy, 12 destinos para perderte en la provincia de Alicante. Los 12 pueblos con encanto de una provincia marcada por los contrastes, los rascacielos, los paisajes salvajes y la identidad múltiple.

mar souto mondoñedo

Mar Souto nos lleva a Mondoñedo: su lugar en el mundo, con permiso de Madrid y Coruña.

“Mar Souto rehabilita una vivienda en Mondoñedo, la ciudad mariñana tras conocerla por un amigo y darse cuenta de que es “un lugar como no hay otro”. Así relata nuestra colaboradora Mar Souto su historia de amor con Mondoñedo a nuestros compañeros del periódico El Progreso. Coruñesa, coach, profesora en UNIR y residente en Madrid, Mar Souto pertenece a Urban Beat, y ésta a ella. Nada escapa a su mirada inquieta, exploradora, intrépida y aventurera. Nosotros y nosotras la amamos por sus muchas aportaciones a esta revista. EmprendiZajes fue el espacio asignado para una mujer que opina que el universo es abundante, que no hay que entrar en resistencia y la eternidad es el sustrato del “no-apego”.

berlín

UN FIN DE AÑO CUALQUIERA EN BERLÍN.

Más allá de los mercados navideños y de los museos, Berlín nos ofrece una versión diferente de sí misma cuando se acerca la Nochevieja. La capital del cuero negro y la transgresión se supera en esta época del año para sorprendernos, convirtiéndose en el escenario más bizarro donde escuchar las campanadas, si es que llegamos a oírlas.

También te puede interesar

dulkamara bamboo

DULKAMARA BAMBOO: 3 PASOS PARA CUIDAR TU PIEL ESTE INVIERNO

Dulkamara Bamboo nos presenta en este artículo un conjunto de útiles consejos para cuidar nuestra piel este iniverno con su nueva colección de productos.
Lucir una piel radiante con aspecto rejuvenecido este invierno es posible ahora gracias a la firma de biocosmética dulkamara bamboo.

tren maglev

CHINA LIDER EN MOVILIDAD CON EL TREN MAGLEV DE LEVITACION MAGNETICA

La Corporación de Industria y Ciencia Aeroespacial de China, (CASIC), acaba de anunciar que su nuevo tren de levitación magnética Maglev se elevó a más de 387 millas (623 km/h) durante las pruebas. Se trata de la velocidad más rápida jamás alcanzada por un vehículo maglev superconductor, según la empresa estatal.

Scroll al inicio

¡Entérate de todo lo que hacemos

Regístrate en nuestro boletín semanal para recibir todas nuestras noticias