Urban Beat Contenidos

Festival de Nikko: El alma de Japón.

nikko
En Japón, tradición, modernidad y transgresión conviven entremezcladas. Allí, en un pueblo llamado Nikko, se celebran anualmente dos festivales que nos transportan a la época feudal nipona. Redescubramos el país del sol naciente desde su perspectiva más tradicional.

Por José M. Diéguez.

Año 766. 

En un paraje montañoso situado a unos ciento cuarenta kilómetros al norte de Tokio, Shodo Shonin, un sacerdote budista, busca un lugar donde aumentar su conocimiento en plena Naturaleza. Durante su peregrinaje llega a la orilla de un río, el Daiya, y se propone cruzarlo a pie. Es un nuboso día de otoño y ha estado lloviendo abundantemente durante los últimos días. A escasos pasos de la orilla, la fuerte corriente está a punto de arrastrarlo. El monje reza pidiendo llegar vivo al lado opuesto. Súbitamente, aparece el dios Jinjaou y lanza dos serpientes (una verde y otra azul) a lomo de las cuales Shodo llega a la otra orilla del torrente. Esas serpientes se convirtieron en el puente Shinkyo que podemos ver al aproximarnos al gran templo que este sacerdote erigió en el lugar: el Shihonryu-ji.

nikko

Desde entonces, proliferaron en la zona templos sintoístas y budistas que contribuyeron a que Nikko se convirtiera en un centro espiritual. Tanto fue así que en el siglo XVII el shōgun Tokugawa Ieyasu, y también su nieto, escogieron este lugar para que se edificaran sus respectivos mausoleos. Ambos recintos, que aún hoy deslumbran, reflejan la imagen de riqueza y de poder que los Tokugawa querían transmitir a sus rivales.

Nikko sigue rindiendo homenaje a Tokugawa Ieyasu celebrando dos festivales anuales (uno en primavera y otro en otoño), que reproducen el desfile realizado el día en que los restos mortales del shōgun llegaron al santuario.

nikko

Siglo XXI, un dieciséis de octubre de cualquier año.

Estamos en Tokio. No queremos perdernos el festival de otoño de Nikko y nos apresuramos para llegar temprano a la estación de tren. 

«Nikko es Japón». Este es el eslogan escrito en los vagones del ferrocarril regional que nos lleva desde Tokio a ese pueblo cuya estación, construida en madera, es una de las más antiguas de Japan Railways.

Tras caminar un kilómetro, llegamos al puente Shinkyo. Su color rojo intenso lo hace destacar entre la diversidad de tonos otoñales que exhibe la vegetación que lo rodea. Los templos y mausoleos, custodiados por algunas estatuas de dragones que nos vigilan en actitud amenazante, nos transmiten una sensación de grandiosidad y de respeto a la vez. En silencio, boquiabiertos, alzamos nuestras cabezas para contemplar relieves, pinturas, aleros, columnas… Disfrutamos del lugar, nos tomamos nuestro tiempo.

Súbitamente, observamos que la gente se dirige deprisa hacia la calle principal. ¡El desfile! ¡Lo habíamos olvidado!

nikko

Corremos también. Conseguimos hacernos con un lugar en primera fila gracias a la excelente educación y cortesía del público japonés asistente.  Apenas pestañeamos al ver pasar ante nosotros más de mil guerreros samuráis desfilando solemnemente.

Unos músicos, ataviados con indumentarias de seda cuyas amplias mangas lucen llamativos bordados, hacen sonar extraños instrumentos de viento y golpean intermitentemente un enorme tambor, unido por medio de cuerdas a dos maderos que son portados a hombros por cuatro hombres, produciéndonos un estremecimiento cada vez que suena.

A continuación, aparecen varios arqueros medievales a lomos de sus caballos escoltados por escuderos. 

—Mañana competirán mostrando su destreza y puntería. —Nos explica una espectadora local.

nikko

Todo capta nuestra atención: los calzados de los participantes, sus peinados, sus tocados…

Se aproximan unas mujeres totalmente vestidas de blanco, no sabemos qué rol tienen en la ceremonia. Tampoco entendemos qué representan alrededor de sesenta niños que caminan en fila de a uno sosteniendo sobre sus cabezas unos adornos de longitud equivalente a su propia altura.

El desfile acaba entrada la noche. Impresionados, casi aturdidos por lo que hemos visto, no sabemos si lamentarnos o alegrarnos de no haber entendido por completo esta conmemoración porque, quizá, parte de la emoción que sentimos se base en ese misterio.

nikko

José M. Diéguez Millán es autor del libro «ESTE»

Facebook: José Diéguez Millán

Instagram: @josedieguezmillan

Compartir:

Facebook
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Urban Beat
¡Descarga ahora el último nùmero de nuestra revista!
La Paz Bolivia

La Paz, capital de Bolivia, candidata a Ciudad Urban Beat.

Casi 500 años de historia y colonización asoman por la mirada despechada de una ciudad que me enamoró a la distancia. Como una amante lejano a quien uno no conoce y tal vez nunca conocerá. Mi afán por ir más allá, por el feísmo, por lo bizarro, lo transgresor y por buscar nuevos lugares donde esconderme hacen de mi cita con La Paz un evento inaplazable.

melilla

Entre África y Europa, Melilla; entre el alma y el corazón

Hace cuatro años puse en el retrovisor Melilla; la ciudad del “no me acuerdo”. Hechizante, contradictoria, acogedora y africana, el milagro de la convicencia, la ciudad-estado-laboratorio, vuelve a mi memoria. Se me para el pulso y la urgencia de volver recorre mi cuerpo al escuchar el nombre de ese amor que me persigue y con el que tengo tantas cuentas que ajustar.

ohrid

HABLEMOS DE OHRID, LA JERUSALÉN DE LOS BALCANES.

Nos encontramos en Macedonia del Norte. En la orilla noreste de uno de los lagos más antiguos del mundo, con el que comparte nombre, se asienta la ciudad de Ohrid. La deliciosa energía que transmite este vibrante rincón del globo hace de él un sereno refugio a cuyo resguardo siempre querrían regresar nuestras mentes.

Hotel Collection International

HOTEL COLLECTION INTERNATIONAL (HCI) Y HOTELES SANTOS ORGANIZAN UN FAM TRIP CON TRAVEL MANAGERS A LA REGIÓN DE MURCIA

HCI (Hotel Collection International) compañía líder en gestión hotelera multimarca y Hoteles Santos, cadena hotelera española con más de 50 años de trayectoria, han organizado este fin de semana un fam trip a la Región de Murcia con travel managers de las principales empresas que operan en nuestro país.
Ambas marcas han contado con la colaboración inestimable del Instituto de Turismo de la Región de Murcia y Europcar Mobility Group.

También te puede interesar

nikola tesla

Nikola Tesla, el genio de la electricidad moderna.

29 septiembre 2022 – 8 enero 2023. Fundación la Caixa.Considerado uno de los genios de la ciencia y la tecnología más importantes de la historia, dicen que fue uno de los inventores del siglo XX. Hoy es un icono popular. ¿Quién fue realmente Nikola Tesla?En esta exposición ahondamos en la vida de este precursor de la tecnología moderna. Idealista, polifacético y visionario, es sin duda una figura clave en la historia de la ciencia.

juan rodriguez

Exposición: Juan Rodríguez 1992-2022

La exposición Juan Rodríguez 1992-2022 inaugura en El Círuculo de Bellas Artes el 29 de noviembre y estará disponible en la Sala Minerva hasta el 8 de enero. Recoge su trabajo más personal, alejado del lenguaje propio de su actividad profesional, refleja una mirada especialmente sensible a la presencia de la luz y al modo en que las formas materiales se funden con el espacio para generar una suerte de enigmática latencia.

flying tiger

Llega la navidad y en Flying Tiger la celebran cuidando el planeta.

Si hay una cosa que marca tradición es dar comienzo a la Navidad con Flying Tiger. Y, como todos los años, la marca danesa tiene todo lo necesario para vivirla a lo grande y de forma consciente.
Este año Flying Tiger ha apostado por seguir con su línea responsable y ha comenzado una navidad muy verde. Manteniendo la identidad de la marca, ésta ha elaborado una gama de productos que reducen el impacto medioambiental, con el propósito de cuidar el planeta y proteger a las generaciones futuras.

Ir arriba

¡Entérate de todo lo que hacemos

Regístrate en nuestro boletín semanal para recibir todas nuestras noticias