Urban Beat Contenidos

Zambia

Zambia, el nuevo Viaje Sin Retorno de José M. Diéguez Millán.

Atravesando un país entero por carretera podemos aprender mucho acerca de su estilo de vida. Desde el interior de un vehículo, captamos estampas que, tras haber desaparecido de nuestro campo visual, mantenemos en el pensamiento y, durante unos instantes, imaginamos historias basadas en ellas. Veamos Zambia a través de este prisma.

Cruzo a pie la frontera, en Tunduma, proveniente de Tanzania. Hoy, ningún autobús tomará ya la polvorienta pista de color rojizo que se dirige hacia el Sur desde aquí. El sol está casi oculto, es demasiado tarde.

Zambia

Un individuo me ofrece compartir su coche con otros pasajeros zambianos hasta Mpika.

El vehículo arranca, y yo, desde mi asiento trasero, observo las cabañas construidas a la salida de este puesto fronterizo. A partir de ese momento, solo veo una nube de polvo anaranjado que nos rodea completamente. No sé cómo puede orientarse el taxista. Tumbos, saltos y traqueteos de todo tipo acompañan a nuestra privación visual. Ya de noche, la pista se interrumpe bruscamente y nuestro chófer, sin dudarlo, sigue conduciendo su deportivo a través de la sabana. Tras haber padecido esta pesadilla durante cinco horas, nos detenemos.

—Hemos llegado. Descanse. No salga de su alojamiento hasta mañana, es peligroso —me aconseja el conductor.

Zambia

Mi segundo día de road trip es más afortunado. Durante las tres primeras horas, continuamos circulando sobre una pista de tierra con abundantes baches y socavones, pero esta se convierte, repentinamente, en una carretera asfaltada.

Primera imagen de hoy: unas casetas de color amarillo, rojo o azul dispuestas en hileras de hasta diez seguidas. Todas ellas son puestos de venta de tarjetas SIM de diferentes compañías telefónicas. Muchas están cerradas o vacías. En el resto, su aburrido dependiente y su igualmente hastiado vecino, de la competencia, charlan relajados.

Más adelante, un adolescente circula en bicicleta por el arcén transportando un saco de incógnito contenido. No he divisado ningún poblado desde hace horas. ¿Dónde irá?

Zambia

Ya estamos llegando a Kapiri Mposhi. Lo sé porque comienzan a aparecer puestos de venta de fruta, principalmente de sandías, con sus mercancías simétricamente ordenadas en pequeños montones: el escaparatismo local.

Tercera etapa. Niños acudiendo al colegio en grupos, vestidos con uniformes de llamativos colores, alegran el monótono paisaje. Hacemos una parada. Varias vendedoras sosteniendo sobre sus cabezas baldes llenos de humeantes mazorcas de maíz recién cocidas, nos ofrecen este aperitivo local.

Continuamos. Veo caminar a una mujer cargando un hatillo colgado a su espalda del que asoma, bamboleando, la cabecita de una criatura dormida. Sostiene con un brazo otro bebé más pequeño amorrado a uno de sus pechos. El tercer crío va brincando delante de ella, que le reprende de vez en cuando, pues tiene miedo de que se lastime; a pesar de lo atareada que está, no quita sus ojos de encima de él. Mientras, ella avanza con paso firme, y asegura de vez en cuando, sobre la marcha, la enorme carga que transporta encima de su testa con la mano que le queda libre.

Zambia

Visito, en Lusaka, su gran mercado y algún centro comercial y prosigo en autocar hacia el Sur. Los puestos de venta de carbón y de caña de azúcar alternan a lo largo de este trayecto, mostrando sus productos en elaborados atados de diferente aspecto, según la cantidad de género que contengan.

La vegetación ha cambiado: enormes árboles llenos de flores anaranjadas adornan ambos lados de la carretera cuando ya estamos llegando a Livingstone, al atardecer. Un baño dentro de las cataratas Victoria alivia mis magullados músculos, tras estas palizas en las carreteras, y también llena de energía positiva mi mente.

Permanezco unos días aquí, junto al Zambeze. Pero la carretera no ha acabado aún: continúo, después, hasta cruzar el puente de Kazungula, que hace de frontera entre cuatro países…

Zambia

José M. Diéguez Millán

Autor de los libros ESTE y SUR

¡Consigue tu e-book de SUR en preventa (2€) aquí antes del 20 de febrero!  

Compartir:

Facebook
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Descarga ahora el último nùmero de nuestra revista!
Zambia
islas de italia

7 islas de Italia para revivir la Dolce Vita

Os presentamos las 7 islas de Italia con más encanto y en las que podremos impregnarnos del espíritu y la esencia de uno de los países más bellos y evocadores del planeta. Elba, Ischia, Capri, Procida, Ponza, Ventotene y Lapari son esas 7 de islas de Italia donde revivir la dolce vita. Islas para transitar un viaje tranquilo, elegante, irresistiblemente chic, y en el que predomina el turismo nacional y una exquisita escena gastronómica.

alicante pueblos con encanto

12 pueblos con encanto en Alicante

En su costa y en su interior, Alicante rezuma encanto. Pueblos que destilan el perfume del Mediterráneo más mestizo y andalusí cruzando el tiempo. Urban Beat te propone hoy, 12 destinos para perderte en la provincia de Alicante. Los 12 pueblos con encanto de una provincia marcada por los contrastes, los rascacielos, los paisajes salvajes y la identidad múltiple.

mar souto mondoñedo

Mar Souto nos lleva a Mondoñedo: su lugar en el mundo, con permiso de Madrid y Coruña.

“Mar Souto rehabilita una vivienda en Mondoñedo, la ciudad mariñana tras conocerla por un amigo y darse cuenta de que es “un lugar como no hay otro”. Así relata nuestra colaboradora Mar Souto su historia de amor con Mondoñedo a nuestros compañeros del periódico El Progreso. Coruñesa, coach, profesora en UNIR y residente en Madrid, Mar Souto pertenece a Urban Beat, y ésta a ella. Nada escapa a su mirada inquieta, exploradora, intrépida y aventurera. Nosotros y nosotras la amamos por sus muchas aportaciones a esta revista. EmprendiZajes fue el espacio asignado para una mujer que opina que el universo es abundante, que no hay que entrar en resistencia y la eternidad es el sustrato del “no-apego”.

berlín

UN FIN DE AÑO CUALQUIERA EN BERLÍN.

Más allá de los mercados navideños y de los museos, Berlín nos ofrece una versión diferente de sí misma cuando se acerca la Nochevieja. La capital del cuero negro y la transgresión se supera en esta época del año para sorprendernos, convirtiéndose en el escenario más bizarro donde escuchar las campanadas, si es que llegamos a oírlas.

La Paz Bolivia

La Paz, capital de Bolivia, candidata a Ciudad Urban Beat.

Casi 500 años de historia y colonización asoman por la mirada despechada de una ciudad que me enamoró a la distancia. Como una amante lejano a quien uno no conoce y tal vez nunca conocerá. Mi afán por ir más allá, por el feísmo, por lo bizarro, lo transgresor y por buscar nuevos lugares donde esconderme hacen de mi cita con La Paz un evento inaplazable.

melilla

Entre África y Europa, Melilla; entre el alma y el corazón

Hace cuatro años puse en el retrovisor Melilla; la ciudad del “no me acuerdo”. Hechizante, contradictoria, acogedora y africana, el milagro de la convicencia, la ciudad-estado-laboratorio, vuelve a mi memoria. Se me para el pulso y la urgencia de volver recorre mi cuerpo al escuchar el nombre de ese amor que me persigue y con el que tengo tantas cuentas que ajustar.

También te puede interesar

microteatro por los demás

Arranca el 10º aniversario del ciclo Microteatro ´Por los demás´ de Fundación Anesvad

El ciclo de Microteatro “Por los demás” cumple 10 años. El ciclo reivindica la sanidad como derecho y ha dado a conocer las huellas visibles e invisibles de las Enfermedades Tropicales Desatendidas y comenzará en Madrid, del 26 de septiembre al 8 de octubre, y continuará, por segundo año consecutivo, en Bilbao, como parte del festival Fair Saturday, del 24 al 26 de noviembre. Se suman representaciones en Barcelona y Santiago de Compostela

el almuerzo desnudo

El almuerzo desnudo: la obra de William Burroughs que entre la literatura y el cine, cumple 65 años.

Escrita desde una pensión de Tánger, El almuerzo desnudo fue la obra maldita de William Burroughs, autor mladito para siempre. Publicada en 1959, -en el ocaso de la América “Marcartista”-, El almuerzo desnudo describe desde las dinámicas de la adicción a la heroína, al sexo más abyecto y los viajes a ninguna parte los anhelos, los exilios y los tormentos de un autor que cedió su universo al cine.

Scroll al inicio

¡Entérate de todo lo que hacemos

Regístrate en nuestro boletín semanal para recibir todas nuestras noticias